¿Qué son los conectores y para qué sirven?

¿Qué son los conectores y para qué sirven?

¿Qué son los conectores y para qué sirven?

Cuando escribimos debemos tener presente detalles que hacen a la buena redacción, como por ejemplo la coherencia y la claridad. Para ello es necesario el uso de los conectores, que no sólo sirven para unir las frases de un párrafo a otro, también nos ayudan a mantener la uniformidad dentro del texto.

La cátedra Gráfica 1 de la Licenciatura en Comunicación Social, de la Universidad Nacional de La Plata, define a los conectores como “palabras y/o frases utilizadas para unir dos ideas del mismo o distinto valor”, que se pueden distinguir dentro de varias categorías, entre ellas:

  • De ampliación: y, e, o, también, además, sumado a esto, asimismo, al mismo tiempo, paralelamente, a continuación.
  • Causa – efecto: porque, entonces, por ello, consecuentemente, en consecuencia, debido a, de ahí que, por lo tanto, así, en efecto, precisamente.
  • Finalidad: para eso, para ello, con el fin de, con el objeto de, a fin de.
  • Contraste: no obstante, sin embargo, aun, aunque, pero, si bien, a pesar de, pese, en cambio, inversamente, por el contrario
  • Condición: si, entonces.
  • Tiempo: antes, después,  mientras, anteriormente, más tarde, actualmente, previamente, posteriormente, hasta que, cuando, finalmente, después, ya.
  • Exposición ú orden: primero, en primer lugar, luego, a continuación, más adelante, finalmente.
  • Locación o espacio: aquí, allá, acá, en ese lugar, al lado, arriba, abajo, donde.
  • Manera o modo: del mismo modo, de igual manera, de esta manera, así, inversamente, contrariamente.
  • Resumen y conclusión: en resumen, en síntesis, para concluir, para terminar, por último, en definitiva, en suma.
  • Ejemplificación y especificación: por ejemplo, tal es el caso, es decir, en particular, precisamente.

Aquí detallamos algunos ejemplos de oraciones en las que el uso de los conectores permitió la correcta continuidad y comprensión, en tres tipos de textos diferentes:

1- (…) del término comunicación organizacional podemos encontrar varias acepciones: Carlos Fernández Collado, por ejemplo, señala que es la “disciplina cuyo objeto de estudio es la forma en que se da el fenómeno de la comunicación dentro las organizaciones y entre las organizaciones y su medio”. (…) De “Gerencia integral de comunicaciones”. Jorge Aguilera y Natalia Camacho. Ecoe Ediciones. Bogotá, 2008.

2- (…) Entre el choque y el momento en que lo habían levantado del suelo, un desmayo o lo que fuera no le dejaba ver nada. Y al mismo tiempo tenía la sensación de que ese hueco, esa nada, había durado una eternidad. “La noche boca arriba”, en “Final de juego”. Julio Cortázar. Editorial Sudamericana. México,1956.

3- (…) iTunes o One Music son algunos ejemplos. Pero ninguno de estos servicios permite a los usuarios compartir canciones a través de un sistema de mensajería interno, como el que conecta a los BlackBerry (…). “BlackBerry sumará un servicio de música”. Clarín. Buenos Aires,2011.

Como podemos observar, el uso de los conectores mejora nuestra comunicación, ya sea escrita u oralmente. Por eso es bueno tenerlos en cuenta y prestarles atención, ya que son una excelente herramienta que permite optimizar los mensajes que emitimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*